Tórculo

Tórculo era la palabra…

Me enteré por Panoplia de que en la Imprenta Municipal enseñaban diferentes técnicas de dibujo e ilustración. “Maldito el día” debe pensar, porque si ya era complicado acceder a uno de ellos, con otra persona más sabiéndolo…imposible.

Después de algún que otro intento, tuve la suerte de que entré en el cupo del taller que me llamaba más la atención: el de grabado. Emocionada y nerviosa, disfruté muchísimo. Miriam Cantera, la profe, tuvo mucho que ver. A parte de estar un poco loca y hacernos reír mogollón, nos puso las pilas en un momento. Tuve la suerte de ir bien preparada, ya que me aconsejaron de antemano llevar bocetos previos, y eso saca bastante de apuros cuando el tiempo es limitado.

-¿Sabes cuando te pica el gusanillo? ¡Pues en grabado te pica la anaconda!-. Con esta afirmación nos pusimos manos a la obra, primero con una punta seca en acetato de 0.8mm, rasca que te rasca.

proceso punta seca_mandalas

La verdad es que tuve mucha suerte y la plancha era casi casi del mismo tamaño que mi boceto, con lo que pude calcarla entera. Eso sí, hacer círculos así para empezar fue un poco temeroso, y no rasqué con todo el odio que había que poner, sobretodo al principio.

Después del entintado (en azulito turquesa, muy mona yo) con la muñequilla, pasamos la tartalana para dejar entintadas las líneas (y lo que queda de velo) y tras sacar algún blanco con papel de seda, fuimos metíendolo al tórculo, con cuidadito para no ensuciarlo todo y esas cosas. Éste fue el resultado:

grabado punta seca_mandalas

El segundo trabajo fue más fino y llevó más preparativos. Primero el lijado, desengrasado y barnizado de la plancha de zinc.

proceso aguafuerte

Luego el grabado, pero por capas (mordidas). Lo más profundo y oscuro primero. Nosotros hicimos 3.

proceso pavo patinadorsegunda mordida pavo patinador

Luego quitamos el barniz con gasolina, biselamos los bordes, entintamos con rasqueta, limpiamos con la tartalana y ¡al tórculo! (todo tiene nombre gracioso, ¿verdad?). Así quedó mi dibujo bautizado como “pavo loco” ó “pavo patinador”:

grabado aguafuerte_pavo patinador

Muy feliz de haber experimentado y deseosa de participar en más talleres.

A Miriam la podéis encontrar en www.elmonodelatinta.com ó lascosasdelmono.blogspot.com

acuarelas muy especiales: Ángel Caño

Hay personas que tienen una sensibilidad especial, que sus obras conectan con nosotros, nos hacen vivir historias o sentir cosas que no podríamos sentir de otra manera.

Hay otras personas que con su técnica nos hacen vibrar, que nos estremecen con su manejo de las herramientas, con su corrección nos maravillan.

Y luego hay otras que tienen un talento muy especial, que combinan esas dos cosas. En el mundo de las acuarelas está Ángel Caño, y mejor que mis palabras os dejo parte de su obra, que habla por sí misma.

esto no es acuarela, pero mola

Podéis ver su galería aquí y su trabajo con Hermanas Bolena aquí.